¿Cómo impactan las redirecciones en el SEO?

Cuando una página web ya no está disponible por cualquier razón, los webmasters redireccionan las visitas de los usuarios para que accedan a otra página. En términos generales, indican que la dirección de esa página ha cambiado y redirigen al usuario a la nueva página web.

En principio, las redirecciones pueden ser útiles; sin embargo, si no se utilizan de forma correcta podrían afectar, y mucho, al posicionamiento SEO de tu sitio web. Hay distintos motivos por los que los webmasters utilizan las redirecciones:

  • Eliminar o mover una página.
  • Si dos webs se fusionan en una.
  • Si se compra un nuevo dominio (hay que redirigir las páginas del antiguo al nuevo).
  • Actualizar el sistema de gestión de la página web.
  • Dirigir al usuario a un destino nuevo.

Si se usan bien, las redirecciones no se notarán y el usuario no se dará cuenta de que fue redirigido a otra página. Pero si se usan de manera incorrecta, si hay errores, el ranking de Google podría verse afectado, así como el tráfico de tu página.

Clases de redirecciones

Hay distintas clases o tipos de redirecciones que, dependiendo del contexto, tendrías que usar. Debes evaluar la situación y ver qué te conviene más. Si hay que llevar a cabo la redirección de una o varias páginas de tu web, hay que valorar qué clase de redirección se necesita y es la más adecuada, sobre todo para evitar que se vea afectada la autoridad del dominio y el posicionamiento en buscadores.

Redirecciones 301, redirección permanente

Si vas a eliminar permanentemente una página o moverla a un lugar diferente y no quieres perder el contenido SEO, se recomienda utilizar esta redirección. En cualquier momento puedes utilizarla para dirigir las visitas a la nueva ubicación.

La mayoría de las veces son las redirecciones 301 las que se usan en estos casos.

Redirecciones 302, redirección temporal

Esta es una redirección que deberías evitar usar, ya que no ofrece los mismos beneficios SEO que la 301. En realidad, la redirección 302 puede generarte problemas en los motores de búsqueda, debido a que puede hacer que aparezca como contenido duplicado.

Esto pasa porque, al conservar el contenido nuevo y el antiguo, Google lo lee como una redirección temporal.

Redirecciones 307, redirección temporal

Es bastante más útil que la 302. Se utiliza sobre todo para garantizar que los usuarios no actualicen una página repetidas veces con contenido delicado, como información de tarjetas de crédito, mientras se hace una compra en algún ecommerce.

Es importante recordar que las redirecciones no son recomendables, pues afectan a la experiencia del visitante al obligar al navegador a buscar una y otra vez la página web. Es un tiempo notable que se pierde.

Existen algunas herramientas que te ayudan a controlar los errores de redirecciones, como el Link Redirect Trace, que revisa si una redirección en tu página web es incorrecta. Con Http Status Code Checker se puede verificar si se han hecho redirecciones. En el caso de haberlas, tendrás el código de la URL y el mapeo de la ruta para que compruebes si hay errores.

Otra herramienta es Google Search Console, que te permite verificar si aparecen errores 404 y corregirlos.

Con estas herramientas puedes corregir errores antes de que afecten el tráfico de tu página web y tu SEO.

Compártelo en...
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Deja de malgastar tu tiempo
Monitoriza tus palabras clave automáticamente
¡GRATIS!

Deja un comentario